Carnavales en Chitita, valle de Codpa, Chitita.
La fiesta comienza con el desentierro o la bajada de los cerros del “abuelo carnavalón”, un muñeco vestido con vestón, zapatos y sombrero que es quizás el prototipo de un ancestro genérico que tiene la capacidad de fertilizar los campos y los sueños (sé de personas que le han pedido a los "abuelos" tener hijos). Ha sido vestido en secreto y preservado cuidadosamente por algunas familias. El día de la fiesta es adornado con frutos y serpentinas de colores, lo alimentan y dan beber en cada visita. Es llevado en andas a visitar todas las chacras, casas y poblados, baila con todos-as y se dice que trae fertilidad, alegría y buenos deseos. Si bien los-as participantes de la fiesta le dan vida al “abuelo”, pareciera que éste los afecta provocando alegría. No dejo de pensar en las relaciones de reciprocidad que mantienen con los abuelos.

Apuntes Andrea Chamorro.